• Emisora Comunitaria Dorada Stereo

LA SOLEDAD DE JAMES EN EL CAMERINO DEL REAL MADRID


En el vestuario del Real Madrid la alegría fue protagonista después del empate en el clásico español y cómo no, la escuadra de Madrid equilibró el encuentro sobre la hora y lleva 33 partidos sin perder de forma consecutiva.

Sonrisas y puños de la victoria, junto con la acostumbrada pose de modelo de Cristiano, fueron las principales muestras del júbilo del grupo de jugadores que figuraron en la foto publicada por la cuenta oficial de Instagram del equipo español. Sin embargo, uno de los miembros de la plantilla, no se vio tan contento como los demás. Era el colombiano James Rodríguez, que con su pulgar arriba y un gesto más de resignación que de alegría demostró que su situación actual con el equipo puede ser crítica.

James Rodríguez llegó al clásico español con la ilusión de ganarse la confianza de Zinedine ZIdane. Pero el desenlace del partido entre Real Madrid y Barcelona fue un baldado de agua fría para el colombiano. A pesar de que su equipo logró un valioso empate y sigue en la cima de la Liga, él no fue tenido en cuenta y su situación en el equipo merengue ya es crítica.

El 10 colombiano, tenía la expectativa de tener un papel importante en este duelo, teniendo en cuenta que su equipo no contaba con dos titulares habituales en las posiciones que él suele ocupar, Gareth Bale y Toni Kroos.

James no estuvo entre los 11 titulares y debía iniciar el partido desde el banco de suplente. Pero una luz de esperanza brilló para el colombiano por las circunstancias del encuentro. El Barcelona se puso arriba en el minuto 53 y los madridistas necesitaban modificaciones para cambiar el rumbo del clásico.

Fuente: Revista Semana.


10 vistas