• Emisora Comunitaria Dorada Stereo

POR DISTURBIOS ENTRE VÁNDALOS VESTIDOS DE HINCHAS EN CALI, DOS JUEGOS IMPORTANTES DE LA ULTIMA FECHA


Policías e hinchas de ambos equipos iniciaron un enfrentamiento en el Pascual Guerrero.

Nunca antes la Dimayor, rama profesional del fútbol colombiano, había dejado sin transmisión por los medios de comunicación un partido de sus torneos. Ese es el castigo por los disturbios ocurridos el miércoles por la noche, antes, durante y después del clásico de Copa Colombia entre Deportivo Cali y América. El presidente de la entidad, Jorge Fernando Perdomo, anunció que los juegos Cali vs. Millonarios y Bucaramanga vs. América, correspondientes a la última fecha de la fase todos contra todos de la Liga, no tendrán transmisión ni por televisión ni por radio, ni se permitirá el acceso a la prensa escrita. Solamente los dos canales que tienen los derechos, RCN y Win Sports, podrán acceder a los escenarios, pero sin emitir en vivo.

“No habrá televisión, prensa ni radio ni forma de que estos partidos estén en la retina de ningún hincha”, dijo Perdomo para explicar su decisión. “No podemos hablar de barras bravas, sino de criminales que están causando profundo problema al fútbol colombiano. Las medidas de consideración con ellos ya no tienen razón de ser”, agregó. Los juegos se emitirán en diferido, dos días después. La medida, que causó molestia entre los hinchas de Bucaramanga y Millonarios, se toma un día después de una asamblea extraordinaria en la que Perdomo había planteado reformar el Código Disciplinario, con la idea de castigar a los clubes, dirigentes y jugadores que apoyaran las barras bravas, pero que no tuvo eco. A cambio, se creó una comisión para estudiar, una vez más, el comportamiento de las barras y así tomar medidas. A cambio, se creó una comisión para estudiar, una vez más, el comportamiento de las barras y así tomar medidas.

Además, la Comisión Disciplinaria del campeonato castigó a los dos equipos con tres partidos a puerta cerrada en la Copa Colombia y dos en la Liga. Adicionalmente, en los dos partidos siguientes de ambos torneos no se habilitarán las tribunas laterales, en el estadio de Palmaseca, en el caso del Deportivo Cali, y en el Pascual Guerrero, en el del América.Las medidas de la Dimayor no fueron las únicas consecuencias de los enfrentamientos, que dejaron 85 detenidos y una mujer con herida de bala.

“Mientras la gente no entienda que el fútbol es un deporte, y no un medio de violencia, no voy a permitir el fútbol en Santiago de Cali”, dijo el alcalde Maurice Armitage. El mandatario anunció además que los dos equipos deberán jugar a puerta cerrada hasta que armen un plan de seguridad, identificación biométrica y carnetización de barras. También prohibió el acceso de hinchadas visitantes por el resto del 2017, el ingreso de parafernalia de las barras y las caravanas de fanáticos desde esa ciudad, y ordenó dispersar a las barras cuando se reúnan en espacios públicos de la capital del Valle.

‘Esto no es un veto’: César Pastrana

César Pastrana, presidente de Santa Fe e integrante de la comisión creada en la asamblea del martes para estudiar el tema de las barras bravas, dijo que la decisión de la Dimayor de dejar sin transmisión los partidos de América y Cali es un llamado de atención a los malos hinchas. “Lo que busca el presidente es un mensaje a las barras: si no mejora el tema va a afectar a los aficionados. Esto no es hacia la prensa, es hacia las barras bravas y la violencia que están creando”, expresó Pastrana. “El primero de junio nos vamos a reunir y a tomar decisiones. Debemos arreglar un tema social que nos involucra a todos”, agregó.

Fuente: El tiempo.com

#Fútbol #ligaaguila #hinchas

5 vistas