• Emisora Comunitaria Dorada Stereo

El clima y dificultades de acceso: el desafío de llevar vacunas a las regiones alejadas de Colombia


El alejado municipio del Litoral de San Juan hace parte del departamento del Chocó, pero la población más cercana que tiene es Buenaventura, principal puerto de Colombia en el Pacífico y que hace parte del vecino Valle del Cauca, donde la llegada de las vacunas se convirtió en todo un desafío.


El clima, las dificultades de acceso y los trámites estatales hacen de la llegada de las vacunas contra el COVID-19 a las regiones alejadas de Colombia todo un desafío, como ocurrió en la remota población selvática de Litoral de San Juan.

La primera barrera para la llegada de los inmunizantes a esa localidad poblada por 16.000 personas, donde ha habido tres casos de coronavirus pero ninguno permanece activo, la marcó la geografía.


Ese aislado municipio hace parte del departamento del Chocó pero la población más cercana que tiene es Buenaventura , principal puerto de Colombia en el Pacífico y que hace parte del vecino Valle del Cauca .

Las autoridades de Litoral de San Juan tuvieron que desplazarse hasta Quibdó, capital del Chocó, para recoger las 79 vacunas de la farmacéutica china Sinovac que les asignaron y luego volver en un avión de la Armada a la Base Naval de Juanchaco, en Buenaventura, un proceso que se retrasó un par de días por las difíciles condiciones climáticas de la zona.


Hoy es un día especial porque están llegando las primeras vacunas al Litoral San Juan. Sabemos que en el Litoral son más de 16.000 personas, son 13 veredas (aldeas), 17 corregimientos (pueblos)", afirma a Efe el comandante del Batallón Fluvial de Infantería de Marina número 24, coronel Samuel Aguilar.

Desde Juanchaco salió el sábado una embarcación que, en una nevera azul, llevó las vacunas en un trayecto de más de dos horas por el Océano Pacífico y el río San Juan, el principal afluente de esa zona del suroeste de Colombia.


Tomado: BluRadio.com

0 vistas0 comentarios