• Emisora Comunitaria Dorada Stereo

Filarmed presenta la cuarta sinfonía de Mahler


Dirigida por Alejandro Roca y Eliana Piedrahita, este sábado 26 expondrán el concierto de una de las sinfonías más clásicas de todas las del compositor. Será interpretada en un arreglo de cámara, lo cual le otorga una característica íntima.


Filarmed presenta la Cuarta Sinfonía de Gustav Mahler, una obra que invita a no perder la esperanza y pensar que siempre habrá un futuro mejor. La cita es este sábado 26 de junio a las 7 p.m., en un concierto digital transmitido a través de las cuentas de Facebook y YouTube.

El concierto contará con la dirección del maestro Alejandro Roca y la soprano Eliana Piedrahita. Precisamente, el maestro Roca afirmó: “Este concierto, es emocionante y simbólico por muchos aspectos. Primero, el Teatro Metropolitano es la casa de Filarmed. Segundo, será mi debut como director de la Orquesta en el Teatro Metropolitano. Tercero, una presentación que simboliza para mí la esperanza de volver a encontrarnos en escena”.


“Encuentros” es una coproducción del Teatro Metropolitano y Filarmed se presenta en Alianza Filarmed - Comfama, al patrocinio de Bancolombia, Sura y EPM, el respaldo de los aliados culturales Protección, Mineros, Fundación MUV y Grupo Nutresa, y al apoyo de la Alcaldía de Medellín y el Ministerio de Cultura.


“Cuando el hombre, maravillado pero confundido, pregunta qué significa todo esto, el niño le responde, así es la vida celeste”. Gustav Mahler. En tonalidad de Sol mayor, la Cuarta de Mahler fue compuesta en julio de 1899 a agosto de 1900. Su creación le llevó bastante tiempo: el cuarto movimiento Das Himmlische Leben (La vida celestial) es uno de los lieder de la colección de Des Knaben Wunderhorn (El cuerno mágico del niño) escrito en 1892. Para el maestro Roca, esta sinfonía, es la más clásica de todas las del compositor, conserva proporciones cercanas a las sinfonías de Haydn y Mozart.

“Vamos a interpretarla en un arreglo de cámara, lo cual hace que la característica íntima o camerística de la obra sea mucho más evidente”, explica el director.


La obra tiene una visión de inocencia, porque es expresada por los ojos de un niño, sobre todo en el último movimiento que habla de La vida celestial; la Cuarta es una obra que sumerge al oyente en una atmósfera de inmensa paz y serenidad. Es una sinfonía que invita a mirar el mundo desde la óptica inocente, ingenua y desprevenida de un infante.

“La música y las artes son sin duda formas de reencontrarnos con lo bello y lo sublime, y una vía de escape importante para la sociedad. En tiempos de pandemia, tanto nosotros los intérpretes como quienes nos escuchan, nos hemos dado cuenta que es imposible vivir sin estas expresiones”. Alejandro Roca


Dosis de magia, canto y poesía impregnan las partituras de una de las sinfonías más “celestiales” del compositor austriaco. La Cuarta es “sobre” la infancia, en el sentido de que la mayor parte de su música parece ser “sobre” temas profundos de vida y muerte.


Tomado: El Espectador.com

2 visualizaciones0 comentarios