• Emisora Comunitaria Dorada Stereo

Noche de terror en Tuluá (Valle): un muerto, saqueos y el palacio de justicia incinerado


La muerte del joven Camilo Arango, al parecer por arma de fuego, dos civiles más heridos, y la quema del edificio que alberga los juzgados del municipio. El saldo de una jornada violenta en el municipio valluno.


En la cuarta semana de paro nacional, se convocó el 25 de mayo en Tuluá (Valle) a un plantón por los muertos que ha habido en las manifestaciones. La jornada terminó con un joven estudiante muerto, 18 establecimientos comerciales y públicos vandalizados, saqueos y, como se vio en redes sociales, el palacio de justicia en llamas. Según las autoridades, la escalada violenta se dio con la llegada al plantón de dos desconocidos que cargaban una carreta con piedras, las cuales comenzaron a lanzar contra la Alcaldía. Ofrecen $100 millones de recompensa por información de lo ocurrido.


El director de Seguridad Ciudadana de la Policía, general Carlos Ernesto Rodríguez, explicó así lo sucedido: “Inicia a las 4 de la tarde la convocatoria a un plantón, a unos minutos de silencio, al parecer para honrar a ciudadanos que habían perdido la vida en días anteriores. Posterior a eso es cuando llegan dos ciudadanos con unas carretillas cargando piedras e inician el lanzamiento de esos objetos a nuestros uniformados, que son miembros de la fuerza disponible, de la dirección de Protección, que brindan la seguridad a instalaciones públicas”.

Mientras esto ocurría, en el municipio se desataba el caos. La línea de emergencias 123 recibió 100 llamadas denunciando daños a bienes y hurtos; se registraron 18 establecimientos públicos y privados con daños que van desde vidrios rotos hasta la incineración, y se hurtaron 60 motocicletas de un concesionario. De estas, han podido ser recuperadas 17. La Policía también anunció que capturó a ocho personas y las dejó a disposición de la Fiscalía para que les imputen los delitos de obstrucción de vías públicas, hurto calificado y agravado, daño en bien ajeno y ataque a servidor público.


Sobre la quema del palacio de justicia de Tuluá, un hecho que ha sido repudiado por todas las instancias de la rama judicial, el alcalde del municipio, Jhon Jairo Gómez, le dijo a Blu Radio: “No fueron hechos aislados, se inicia con el daño de un semáforo. Posteriormente empiezan a lanzar esas (bombas) molotov. creemos que las dos primeras no logran su objetivo de incendiarlo. Al mismo tiempo, a una cuadra del Palacio de Justicia, un grupo grande estas personas impidió, bajo amenazas la salida de los carros de bomberos. Estaban a una cuadra. Hubo bloqueo, amenazas. Los videos circulan en redes”.


Asimismo, el general Rodríguez dijo que, “se están recopilando por parte de Policía Judicial y el CTI de la Fiscalía los videos, las entrevistas, las declaraciones de los testigos con el fin de lograr la plena identificación de las personas responsables”. Sobre todo, aclaró el oficial, les interesa saber “qué posibles intereses podrían haber detrás de esta quema, teniendo en cuenta que se encuentran allí los juzgados, donde se adelantan muchísimos procesos en contra de delincuentes de esta jurisdicción”.


Tomado: El Espectador.com

1 vista0 comentarios