• Emisora Comunitaria Dorada Stereo

Séptima noche del Paro Nacional en Cali: entre disparos y cortes de servicio de internet


Decenas de videos en redes sociales denunciando abuso policial y disparos contra la ciudadanía, y cortes de energía e internet en los sectores de más alta confrontación fueron la constante entre la noche del 4 de mayo y la madrugada del 5 de mayo.


Al igual que ha sucedido desde el inicio de semana, en las noches en Cali no se han dejado de escuchar disparos y de ver publicar videos en los que denuncian abusos de la Policía y también se ve civiles con armas de fuego. Tras una semana de Paro Nacional, las calles del barrio Siloé, al occidente de la ciudad, se han convertido en un escenario de confrontación constante. No se conoce el número exacto de víctimas mortales ni heridos, pero desde redes sociales y una organización que monitorea el acceso internet a nivel mundial señalaron que la ciudad se quedó en dos momentos sin el servicio, cortando varias transmisiones en vivo de lo que sucedía.


Según la organización NetBlocks, ubicada en Londres (Inglaterra), en Cali se presentó un corte en el servicio de internet a las 4:30 de la tarde del martes 4 de mayo y durante gran parte de la madrugada del 5 mayo. Según la organización, las métricas de la red corroboraron los reportes de los usuarios que denunciaron dificultades para conectarse a internet en medio de las protestas e informar sobre el uso de armas por parte de la Fuerza Pública. Esta sería la segunda vez que ocurren estos hechos en días recientes, que limitaron el libre acceso a la información desde los lugares de las manifestaciones.


Distintos usuarios en redes sociales compartieron videos de lo que ocurría anoche en el barrio Siloé en Cali, donde se concentró en gran parte las operaciones de la Policía. Personas heridas, incendios en Centros de Atención Inmediata (CAI), cruce de disparos entre civiles y Fuerza Pública, intervención de equipos especiales como el GOES, fueron las imágenes que se repitieron anoche constantemente. Las autoridades han manifestado que se trató de una intervención para recuperar el control de ciertos sectores de la ciudad que estaban bloqueados por supuestos miembros de bandas criminales, guerrilla y disidencias. Sin embargo, aún no se conocen las evidencias que soporten que los civiles armados hacen parte de los enfrentamientos.

En redes sociales también se denunció que el helicóptero de la Policía comenzó a iluminar las calles del sector de Siloé, supuestamente, para perseguir a cualquiera que no estuviera cumpliendo el toque de queda. Las autoridades explicaron que la función del helicóptero fue monitorear la situación porque las cámaras de seguridad fueron destruidas durante las protestas.


Tomado: El Espectador.com

0 vistas0 comentarios