• Emisora Comunitaria Dorada Stereo

Unisimón participa en el desarrollo de una potencial vacuna contra el covid-19


Juvenal Yosa Reyes, director del Laboratorio de Simulación Molecular y Bioinformática, trabajó en conjunto con especialistas de las Universidades UPTC y Javeriana Cali. Investigadores buscan fondos que les permitan realizar ensayos de una siguiente fase.


El profesor de la Universidad Simón Bolívar, Juvenal Yosa Reyes, integra el equipo autor de una potencial vacuna contra el covid-19. Con él trabajaron Andrés Felipe Cuspoca MD, Laura Lorena Díaz MD, Álvaro Fernando Acosta MD , Marcela Katherine Peñaloza MD y Yardany Rafael Méndez PhD, por la Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia (UPTC), y Diana Carolina Clavijo PhD, por la Universidad Javeriana de Cali.

Yosa, director del Laboratorio de Simulación Molecular y Bioinformática de Unisimón, asegura que el diseño de la vacuna utiliza una aproximación in silico (simulación computacional), que integra datos genéticos de poblaciones de 18 países de Latinoamérica y es afín a las proteínas y regiones de interés del virus SARS-CoV-2, causante de la enfermedad.

Las regiones del virus con mejor capacidad de una respuesta inmune específica se han incluido en un modelo vacunal multi-epítope, el cual integra características deseadas para ser ensayadas en un modelo experimental. De acuerdo con las simulaciones realizadas por el grupo, la vacuna es termoestable, no es toxica y posee un perfil de seguridad alto porque no presenta riesgo para personas con tendencia a generar alergias.

“Un epítope es un pedazo del virus. Nuestra propuesta es multi-epítope porque tomamos no uno, sino varios fragmentos de proteínas del SARS-CoV2 para generar una mejor respuesta inmune y asegurarnos de que, si no es de Spike, es de otra parte que puede generar una respuesta inmune”, explica el profesor de Unisimón, PhD. en Química Computacional.

El grupo de científicos colombianos estima que el uso de varios fragmentos de Spike, y de otras proteínas que se generan en la infección temprana y se relacionan con el desenlace clínico, puede ser una táctica adecuada para superar las variantes emergentes del SARS-CoV-2 ofreciendo una respuesta específica y segura.


En eso difiere de los modelos de vacunas contra el covid-19 producidos en el mundo, pues utilizan grandes fracciones de Spike, la proteína externa del SARS-CoV-2 que permite que infecte las células humanas mediante el receptor ACE2r, y basan sus fórmulas en las primeras secuencias genéticas del virus.

Un año después, sin embargo, sabemos que el SARS-CoV-2 ha venido mutando en nuevas cepas como la brasileña, la inglesa o la africana, capaces de superar la neutralización de algunas vacunas y asociadas con mayores contagios y muertes.


Tomado: El Espectador.com

1 vista0 comentarios